SELECCIÓN DE BODEGAS SEGÚN DISPONIBILIDAD

El vino fue apreciado por todas las culturas, siendo además el único alimento que puede presumir de un dios en su honra: Dionisio (antigua Grecia) y Backus (Imperio Romana).
A las islas llegó el vino con los conquistadores y en el siglo XVI se introdujo el Malvasía que marco la época dorada de los vinos Canarios en hasta el siglo XVIII.
Después de irrupción de la Filoxera en Europa, que no alcanzo las islas Canarias, y sus consecuencias en el cultivo se nota una recuperación de la demanda.
En el sur de la isla predominan tierras secas, cultivadas con jable. Las circunstancias climatológicas con muchas horas de sol, pero una temperatura templada en una altura de más de mil metros son unas condiciones ideales para un vino blanco. Aquí se cultiva el vino “Más alto” de España.
Bajo la denominación de origen Cumbres de Abona existen varias bodegas, por ejemplo Tierra de Frontos, de reciente inauguración (2003) y condecorado por distintos organismos por sus excelentes Vinos.
La bodega combina un pequeño museo, recordando tiempos pasado con una instalación moderna donde se produce el vino e el presente.
La Casona Santo Domingo, un edificio de gran interés arquitectónico está situado en el casco histórico de la villa de Güimar. La estructura inicial de la casa data del siglo XVI, aunque su aspecto actual es producto de modificaciones en el siglo XVIII.
En este inmejorable margen se encuentra un espléndido restaurante para disfrutar una buena comido típica.
Luego de poner fuerzas el camino lleva a la bodega Ferrera, ubicada en el mismo municipio y donde el visitante puede disfrutar de la finca, los viñedos y, por supuesto de la bodega y su buen vino