La festividad del Corpus Christi tiene su origen histórico en el año 1264 cuando fue instaurado por el Papa Urbano IV con el ánimo de conmemorar el milagro de la consagración Eucarística.
Su implantación en las islas Canarias se hizo paralelamente a la conquista, pero solo en al año 1847 algunos miembros de la familia de Monteverde, las señoritas María Teresa Monteverde y María del Pilar Monteverde y del Castillo decoraban la calle frente de la casa familiar con una Sencilla obra trazada con gis, reproduciendo un dibujo geométrico de estilo barroco.
Pronto se unieron otras familias a esta obra y a la fecha se elaboran treintaicuatro alfombras entre corridos e imágenes.
La plaza del ayuntamiento de la villa se decora con una alfombra de tierra volcánica, única en el mundo. Esta forma surgió en el año 1905 cuando en el centro de la plaza se mostró el escudo de la marina, desde 1919 forma parte de la celebración del Corpus Christi. Los motivos varían de año en año según los temas acordadas entre la parroquia y los artistas